pedroweb
Foreign investment in Colombia is very attractive in all construction of building sectors
5 November, 2016
acerta2
Enlargement of Acerta Mexico headquarters, because of its successful growth
5 January, 2017

Valuation and utilization of the residues

residuosautor_bernswaelz-pixabay-cc

Date 20 November, 2016

Nuestra sociedad se basa en una economía lineal en la que producimos cosas, las utilizamos y después las tiramos. Actualmente más de la mitad de los residuos acaban en los vertederos, una realidad que está pasando factura a nuestro planeta. La política de reutilización y reciclado de residuos está en boga y en España se rige por el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR) 2016-2022.

El objetivo del PEMAR, al igual que el de la política comunitaria de residuos, es pasar de una economía lineal a una circular en la que utilicen los materiales procedentes de los residuos al proceso productivo de nuevos bienes o materias primas. Estos desechos podrían valorizarse en forma de energía, pero en la actualidad en España solo el 10% de los residuos urbanos son tratados con este fin, frente a ratios del 35%-50% en otros países europeos. Estamos a la cola de la UE en cuanto a aprovechamiento energético y lideramos los primeros puestos en utilización de vertederos, a través de los cuales gestionamos el 60% de los residuos.

La Directiva Marco de Residuos europea establece una jerarquía en la que prevalece la valorización energética (en forma de energía o combustible) sobre el depósito en vertederos. Y precisamente esta es la línea que sigue el PEMAR. La Unión Europea nos insta a alcanzar, como mínimo, el reciclado del 50% en peso antes de 2020 y a disminuir el uso de vertederos, limitándolo a un máximo del 35% de la cantidad de materia biodegradable global.

Pasar de una economía lineal a una circular conlleva innumerables beneficios ambientales que repercuten en nuestra salud, pero también en la economía nacional y en nuestros bolsillos. Según estima la Comisión Europea, si se aplicara toda la normativa vigente en materia de residuos se crearían más de 400.000 empleos en la UE, de los cuales 52.000 se localizarían en España.

Residuos de construcción y demolición (RCD)
El PEMAR también establece unas directrices específicas relacionadas con los deshechos procedentes de la construcción y la demolición, y es que antes de 2020 la cantidad de RCD no peligrosos destinados a la reutilización, reciclado y otras forma de valorización deberá alcanzar como mínimo el 70% en peso de los residuos generados, con exclusión de los materiales naturales de la categoría “Tierra y piedras que no contienen sustancias peligrosas”.

El reciclado de los RCD se enfrenta a tres problemas fundamentales, que hacen que el sector opte por el relleno y el depósito en vertederos:

  • El coste del daño ambiental no está incluido en las tasas de utilización de vertederos ni en el precio del material virgen, por lo que el coste del material reciclado puede ser más elevado que el del material nuevo de construcción. 
  • El coste de desmantelar, separar y transformar los residuos se produce principalmente en la fase de demolición, mientras los beneficios derivados de la utilización de reciclados se acumulan en la fase de producción, lo que divide los incentivos en la cadena de valor de los residuos.
  • En ocasiones lo materiales reciclados no cuentan con una óptima calidad.

Para fomentar la calidad y seguridad del material tratado, el PREMAR  propone las siguientes medidas:

– “Fomentar una mayor utilización de materias primas secundarias procedentes de la gestión de los RCD, mediante  la desincentivación del depósito en vertedero, la imposición de obligaciones adicionales al constructor si no separa correctamente los RCD que genere o, en su caso, a través del gravamen del árido natural”.

– “Establecer la recogida separada de los distintos materiales y la retirada selectiva de los residuos peligrosos procedentes de RCD en la obra, y asegurar la correcta gestión de los mismos de acuerdo a su naturaleza y peligrosidad”.

– “Fomentar la valorización de los residuos no peligrosos procedentes de RCD en la construcción de obras de tierra (terraplenes, pedraplenes y rellenos todo-uno), así como en la restauración de espacios degradados y en obras de acondicionamiento o relleno”.

– “Establecer un Acuerdo Marco Sectorial para impulsar la utilización de áridos reciclados en obras de construcción. Dicho Acuerdo impulsará las medidas previstas en los apartados anteriores, a través de la introducción de criterios en la Contratación Pública Verde que incluyan porcentajes mínimos de uso de material reciclado en obra pública, así como en obras privadas”.

Normativa:

Resolución de 16 de noviembre de 2015, de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, por la que se publica el Acuerdo del Consejo de Ministros de 6 de noviembre de 2015, por el que se aprueba el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR) 2016-2022

Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR) 2016-2022

Imagen: Bernswaelz Pixabay