OBSERVATORIO INMOBILIARIO. Wework chooses a building renovated by Acerta to implement its new coworking in Madrid

Algo se está moviendo en el meracado inmobiliario de las oficinas, una nueva tendencia que viene a revolucionar la forma de entender los entornos laborales y el estilo de trabajo de los profesionales: el coworking.

Por definición, es una modalidad que permite a profesionales, emprendedores y pymes de diferentes sectores, compartir un mismo espacio de trabajo, para desarrollar sus proyectos de manera independiente, a la vez que se favorece el networking. No obstante, el concepto ha evolucionado y se ha hecho también compatible con la actividad de las grandes empresas. De
hecho, compañías multinacionales, como Microsoft, tienen ya al 5% de su plantilla en centros de coworking y están incrementando esa cifra para situarla entre el 20% y 30%.

Con la contratación de unos 90.000 m2 de oficinas en Barcelona y Madrid, durante 2018, el sector estuvo encabezado por grupos internacionales de coworking como WeWork. Esta cadena de oficinas colaborativas dispone de 603 ubicaciones en ciudades de todo el mundo y recientemente acaba de inaugurar un nuevo centro de cotrabajo, situado en una de las zonas con mayor presencia de empresas tecnológicas/digitales de la Comunidad de Madrid: la calle Eloy Gonzalo, 27.