La importancia de un buen servicio postventa según Acerta

Según la consultora, una buena gestión de la postventa es un elemento clave para las compañías promotoras.

El sector inmobiliario surgido tras la crisis, ha realizado un gran esfuerzo en profesionalizar los diferentes procesos de su modelo productivo y ya es el momento de hacer lo mismo en innovación, tecnología y automatización en la entrega y post y venta de la vivienda, la fase que más afecta a la satisfacción final del cliente y donde hay una tarea pendiente muy importante en la que trabajar. Así lo explica Eva Cuesta, directora general de Acerta España.
“El aumento del nivel de exigencia de los compradores de viviendas, junto con el incremento de la competencia entre las compañías promotoras, ha hecho que una buena gestión de los servicios de postventa se convierta en un elemento clave para las compañías promotoras españolas”, añade.

Expansión de los servicios
Inicialmente, las grandes promotoras han sido las que antes han dedicado más recursos a esta actividad, pero cada vez son más las promotoras pequeñas y medianas que empiezan a estructurar este tipo de servicios. Según Cuesta, “de manera paralela, están apareciendo en el mercado numerosas empresas que ofrecen gestionar estos servicios, pero es importante señalar que no todas realizan el mismo tipo de trabajo en lo referente a la postventa. Algunas se dedican exclusivamente a gestionar las operaciones necesarias para reparar las deficiencias, mientras que otras se dedican a gestionar, junto con la empresa constructora que ha realizado la obra, todo el proceso de las reparaciones”.